Quantcast
De sardinas, espetos, chiringuitos y algo más…

De sardinas, espetos, chiringuitos y algo más…

En Málaga, al caer la noche, a la orilla del mar existen varios restaurantitos cuya especialidad son los pescados a las brasas y sobre todo las sardinas que ensartan en unas espadas y simplemente llevan sal gorda. ¡Una delicia! Pescado fresco, ¡del mismo día! Las brasas donde son asadas estas delicias del mar son de ramas de olivo y las colocan sobre una lancha con arena que tiene en la parte de abajo una especie de rodamiento o valero que le da movimiento a la lancha y que el espetero (que es la persona que hace a las brasas los pescados en una especie de espada llamada “espeto”. Este espeto está hecho tradicionalmente de caña aunque hoy en día las utilizan de acero) mueve a capricho del viento para lograr el asado perfecto, y ¡vaya que lo logra! 

Hacen diversos pescados:

Pescado urta cuya carne es igual que la del mero y tiene ese intenso sabor a mar de los pescados de roca. Lubina otro delicioso pescado de carne blanca que nosotros conocemos como Robalo. Sardinas que son la especialidad de los Espetos y hasta calamares.

Al preguntarle al espetero, el Sr. Antonio Avila, que qué quería decir la palabra espeto, me dice muy serio:
“Joer, eso habría que preguntárselo a los visigodos!”

Así transcurrió la noche, entre preguntas y mucha expectativa sobre el resultado final, ya que este platillo como casi todo lo que vale la pena se cocina a “fuego lento”.

La espera no se hizo larga gracias a Cruzcampo (la cerveza local) y unas ricas aceitunas.  Al fin llegó el momento de degustar estos pescados y debo decir que valió la pena la espera porque en verdad el sabor del pescado y las sardinas fue ¡espectacular!

La carne suave y tierna en el centro y la piel súper crujiente y con un sabor ahumado que le da el olivo que es algo totalmente diferente y delicioso. En el caso de las sardinas fue un deleite también, con marcado sabor a mar fuerte y acentuado.

Acompañamos estos pescados con papas panadera que estaban “¡la mar de buenas!” Y por si no fuera suficiente nos regalaron unos orujos que quienes me conocen saben lo mucho que me gusta este aguardiente de uva con hierbas y un “cafelito” como dicen los andaluces.

En fin… Málaga, ¡cómo me has gustado…!

Lo curioso de esta experiencia es que estuvo a punto de no suceder, de camino hacia el centro vi este lugar a la orilla de la costa y vi también salir el humo… Decidí regresar… Lo demás ya es historia…

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

A taste with taste

A taste with taste

Rosina Ramos es chef de profesión, además de graduada en Ciencias de la Comunicación; recorre el mundo en busca de nuevos sabores reseñando restaurantes de México y de otros países como España en una exquisita aventura gastronómica. Una sibarita con alma y corazón sensible.

Deja tu comentario

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina