Quantcast
Los secretos de la sopa de mamá

Los secretos de la sopa de mamá

Contrario a Mafalda, que odia la sopa, la mayoría de los mexicanos la amamos, porque no sólo la tenemos arraigada en nuestro paladar, sino que es parte de nuestros recuerdos, de nuestra historia.

Para nosotros, la sopa está presente desde nuestros primeros meses de vida, literalmente mamamos la sopa, he ahí el punto de porqué este platillo es algo más que un alimento para nuestro cuerpo, es un alimento para nuestra alma, un alimento que nutre nuestros recuerdos de infancia.

En lo personal, uno de mis primeros recuerdos es cuando llegaba de la escuela y el aroma de la sopa recién cocinada estaba por todas partes de la casa, ese aroma dulce y a la vez seductor que te invita a la mesa se podía percibir desde que atravesaba la puerta, sabía entonces que un gran festín me esperaba como bienvenida.

Captura de pantalla 2016-05-07 a las 4.11.53

Tengo fija una imagen, un aroma y un sonido: mamá frente a la estufa cocinando su esperada sopa por mis hermanos y yo (seis en total), en la radio un tema de Demis Roussus (Never never), y el aroma del jitomate remojando los pequeños trocitos de pasta, ese cuadro lo relaciono con la felicidad, para mí ese fue y seguirá siendo el momento perfecto para describir la felicidad.

Otro recuerdo ligado a la sopa es cuando tenía que estar en cama por alguna gripe o alguna infección, ahí estaba mamá parada junto a mí, con un plato de sopa entre las manos, sabía que no había mejor medicina que eso.

¿Mis favoritas? Los fideos y el espagueti, eso sí, no recuerdo otras pastas que no sean de La Moderna, creo que su empaque siempre fue negro con amarillo, pero el sabor que la complementaba era el sazón de mamá y que para mí es un capítulo aparte, porque aunque he comido en los mejores restaurantes, sin afán de presumir, creo que jamás habrá un mejor platillo que una sopa hecha por mi madre.

Captura de pantalla 2016-05-07 a las 4.08.09

Ahora en casa, yo trato de preparar para mis hijos la mejor sopa y, no es por presumir, pero creo que heredé ese sazón de mi madre, tan suyo, tan mío, tan de familia.

¿La favorita de mis hijos? Fideos y espagueti, el primero con caldillo de jitomate, la segunda, a las finas hierbas. Cuando llego a tener visitas en casa, de entrada me preguntan: ¿prepararás espagueti? Y cómo negarme al placer de plantarme en la cocina para elaborar una sencilla pasta salpicada de eneldo, pimienta y aceite de oliva.

Captura de pantalla 2016-05-07 a las 4.10.05

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Araceli Calva

Araceli Calva

Buscadora de historias, ansiosa de descubrir nuevas experiencias cada día. No creo en las buenas intenciones. Creo que el periodismo se forja en la calle, pero el bagaje cultural no cae del cielo y hay que esforzarse por saber un poco de todo. No tengo la suficiente experiencia ni los conocimientos par ser una periodista gastronómica, pero la vida me ha llevado a ser una “foodie” en toda la extensión de la palabra.

Deja tu comentario

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina