Quantcast
En memoria de la chef Ana Benítez Muro

En memoria de la chef Ana Benítez Muro

Luis David Palomino, hijo de la chef ya fallecida, realizó recientemente un documental acerca de la vida de tan destacada chef, investigadora y escritora de la cocina mexicana

Por tres años Luis David Palomino trabajó en el documental “Mi sangre enarbolada”, donde retrata la vida de su mamá Ana Benítez Muro, de su abuelita Ana Muro de Benítez y la de su tío José Benítez Muro. El director presenta personajes reales, videos y material fotográfico, de la historia y vivencias de su familia donde se ve plasmada la vida de la chef y su amor a la cocina.

Este documental muestra la muerte simultánea que tuvieron los hermanos Ana y José, se ve reflejada una promesa que desde niños se hicieron mutuamente y la cual por azares del destino fue cumplida.

“El objetivo principal de hacer “Mi Sangre Enarbolada” fue acercarme a los seres más importantes de mi vida tras haberlos perdido, mi madre, mi abuela y mi tío. Utilizando el medio cinematográfico pude volver a dialogar con ellos y hacer una película donde pudiera contener su esencia, que es para mí lo más preciado.

“Después de tener eso claro, tuve la suerte de poseer los ingredientes necesarios para crear una historia emotiva, llena de elementos narrativos e historias de vida interesantes: la pasión de mi madre por la cocina, que además heredó de mi abuela, el trabajo cinematográfico de mi tío José, la sensibilidad de los tres, y especialmente la excepcional relación entre mi Madre y mi tío: el hecho de que existiera una promesa de infancia, morir el mismo día y cumplirlo, es incluso un arquetipo difícil de encontrar en la literatura. Entonces, estaba consciente de que la riqueza de este material tenía la capacidad de hacer una muy buena película. Así cumplí mi deseo de hacer esta obra, que es un acto de amor y por otra parte darle al público una buena película”, comenta Luis David.

La película tuvo su estreno mundial en octubre del 2016 en la 18ª Muestra Internacional de Cine Documental MIDBO en Bogotá Colombia, después tuvo su estreno nacional en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara y a partir de ahí ha estado en festivales en San Diego California, Austin Texas, Ocean City Maryland, Talca Chile, Mar del Plata en Argentina así como en muestras a lo largo del país en Oaxaca, Baja California y Guadalajara.

Recuerda Luis David con mucho amor la cocina de su abuelita Ana María Muro de Benítez, entre los que destacan los postres, en especial el pay de limón. En su mente y en su paladar aún están presentes los helados, “Para mí los helados de mi abuelita eran épicos, especialmente el de fresa, recuerdo que con mis primos los Peñafiel, íbamos después de comer a casa de mi abuela en busca de ese helado. Y mi tío José Benítez también cocinaba, era muy bueno, su especialidad, era el paté trufado, que también gozamos muchísimo, siempre lo preparaba para la familia y para los amigos.

“Hay muchos platillos que recuerdo de mi madre, pero el que se quedó grabado para siempre en mi paladar es el Chile Ancho, relleno de camarón y plátano macho, envuelto en hoja santa y bañado con salsa de frijol, ese platillo fue una de sus creaciones para su restaurante “El Discreto Encanto”, cuando nos lo dio a probar por primera vez fue una experiencia alucinante y pude entender que mi madre era una artista y que su manera de hacer arte era a través de la cocina”, expresa su hijo.

Para Ana Benítez la cocina fue un factor importante en la vida diaria. Y el hecho de ser madre le permitió compartir sus secretos gastronómicos con sus hijos, inculcarles conceptos sobre la buena comida y, sobre todo, disfrutarla en familia.

Ana Benítez Muro muere un 28 de agosto del 2009, justo el día en que se celebra la llegada de José de Iturbide a la ciudad de Puebla y surgen los chiles en nogada, uno de los platillos predilectos de la chef y por lo que siempre recomendaba respetar la receta original.

Originaria de Monterrey Ana era una gran defensora de la cocina mexicana, se dedicó a investigar la cocina de cada región de la República Mexicana, así como a impartir clases en el Centro Cultural Ambrosía, en la Universidad del Claustro de Sor Juana, sus últimas clases de cocina fusión y alta cocina las impartió en la Escuela Culinaria Internacional, en Metepec, Toluca, institución a la que dedicó heredar su biblioteca personal.
Sus obras suman 17 libros entre supervisión, trabajo editorial, autoría y coautoría. Uno de sus trabajos más destacados en el área editorial es la colección La cocina mexicana a través de los siglos, de editorial Clío, así como de la cocina virreinal novohispana, que incluye títulos Dulces hábitos, Un bocado para los ángeles y Sor Juana en la cocina. Así también realizo el libro Del cacao al chocolate, al lado de su mamá, la destacada chef e investigadora Ana Muro de Benítez.

En el 2003 se hace acreedora al Premio Nacional de Gastronomía, por la Real Academia Española de Gastronomía, así como a la medalla de Honor que otorga la Asociación de Reporteros Gastronómicos de América Latina.

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Adriana Duran

Adriana Duran

Periodista e historiadora gastronómica, he colaborado en el periódico Reforma, El Universal, México Desconocido, Ritos y Retos del Centro Histórico, Mexicanísimo, Dia 7, entre otros

Deja tu comentario

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina