Quantcast
Para remediar cualquier mal, nada mejor que un tamal

Para remediar cualquier mal, nada mejor que un tamal

Los tamales son una gran tradición mexicana, pueden considerarse como un antojito, como un platillo típico, en fin, lo cierto es que pretextos para saborearlos hay muchos, y también para prepararlos.

En todo lo ancho y largo del país, el tamal forma parte de nuestra cultura, de nuestra gastronomía, y para muestra están los tamales veracruzanos, los oaxaqueños, los chiapanecos, los tabasqueños y los yucatecos, sólo por mencionar algunos.

Entre los más populares en la Ciudad de México y sus alrededores, están los de hoja de plátano (tipo oaxaqueño), y los de hoja de maíz. Se pueden preparar con una infinidad de recetas y de rellenos, como los canarios salados, los dulces de harina de arroz y coco, los de fresa con relleno de chocolate y los de cajeta, entre otros dulces sabores.

Para elaborar estos tamales se necesita una base, la harina de arroz Tres Estrellas, los demás ingredientes pueden variar, pero no la harina, que es la que le dará la consistencia y el cuerpo a nuestro tamal, por lo que Tres Estrellas ya forma parte de nuestras costumbres y nuestras tradiciones, por lo que nunca está demás tenerla en la alacena.

Captura de pantalla 2016-09-28 a las 23.29.04

Otra de las virtudes de los tamales es que se pueden comer a cualquier hora del día, no importa si es de mañana, de tarde o de noche, son excelentes para consumirse a cualquier hora y en cualquier lugar.

De acuerdo a un comunicado de la Secretaría de Cultura, el tamal es uno de los alimentos preparados  que más se consume en el territorio nacional con variedades que superan los 500. En la época prehispánica el tamal tenía gran importancia cultural y gastronómica.

En la Historia General de las cosas de la nueva España, escrita en el siglo XVI, Fray Bernardino de Sahagún documenta algunas variedades de tamales, y tanto él como otros autores refieren a éste platillo no únicamente como comida de la gente común, sino de los sacerdotes y los nobles en ceremonias especiales de ayuno. Como el tamal es un platillo que requería de mucha elaboración, es posible que sólo nobles y sacerdotes lo consumieran con regularidad y el pueblo únicamente en ocasiones especiales.

Captura de pantalla 2016-09-28 a las 23.29.36

Cabe recordar que la fiesta de Atamalcualiztli (tamales de agua) era uno de los rituales más importante para los aztecas. Esta festividad se desarrollaba durante siete días, consistía en ayunar y el único alimento que se consumía eran tamales simples de masa, cocidos al vapor, sin chile, sal, especias o aderezos. Esta celebración se llevaba a cabo cada ocho años, vida ritual del maíz.

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Araceli Calva

Araceli Calva

Buscadora de historias, ansiosa de descubrir nuevas experiencias cada día. No creo en las buenas intenciones. Creo que el periodismo se forja en la calle, pero el bagaje cultural no cae del cielo y hay que esforzarse por saber un poco de todo. No tengo la suficiente experiencia ni los conocimientos par ser una periodista gastronómica, pero la vida me ha llevado a ser una “foodie” en toda la extensión de la palabra.

Deja tu comentario

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina