Quantcast
San Pascual Bailón, el santo de los cocineros

San Pascual Bailón, el santo de los cocineros

Para dar sazón a los platillos, no hay como pedirle a San Pascual Bailón, el santo patrono de los cocineros y de los franciscanos. De origen español y de la orden de los hermanos cooperados, dedicados a las labores domésticas.

Por siglos se ha relacionado a San Pascual con la cocina, ya que era adorador de la eucaristía, lo que en la religión católica significa el pan.

Por ello desde hace siglos, las cocineras lo invocan para tener su protección y su ayuda a la hora de la preparación de los guisos, ya que cuenta que San Pascual al estar encargado de la elaboración del pan, mientras el adoraba la eucaristía el pan se duplicaba.

images

Llamaba a los ángeles para que ellos cocinaran y dieran un sabor único y especial y a su vez acabaran las labores del día. San Pascual nació en Torrehermosa, Zaragoza, el 17 de mayo de 1540, un día de Pascua el cual determinó su nombre.

Desde pequeño fue pastor, cuidaba los corderos de su tía Isabel, aunque no por mucho tiempo, ya que más tarde ingresó en la Orden franciscana, donde sobresalió por su devoción a la Virgen y a la Eucaristía. Dueño de un carisma celestial, enriqueció a otros con sus consejos y también con algunos escritores en los que resumió su experiencia espiritual.

Foto 2

Murió en Villareal de los Infantes, Castellón, en 1592 y fue canonizado por Alejandro VII, quien lo nombra patrono de las asociaciones y congresos eucarísticos.

Varios pintores han tratado de plasmar el rostro de este santo; en una, San Pascual está cuidando a sus corderos, otras lo muestran en la cocina del convento, con sus ángeles cocineros; algunas más lo exhiben orando a la Eucaristía.

Foto 3

 

En México fue muy invocado en las cocinas poblanas, en varias de ellas se encuentran grandes imágenes realizadas en mosaicos de calavera, enclavados en las paredes de las cocinas. Es una imagen que muchas mujeres y cocineros recurren a su ayuda, ya que su forma de ser era toda bondad, y más tratándose de comida.

Algunos escritos narran que San Pascual Bailón nunca le negaba el pan a nadie, porque en algunos de los mendicantes se podía encontrar a Cristo.

descarga (1)

 

Asimismo, la gente lo tenía plenamente identificado como un apoyo espiritual en los hábitos culinarios. No hay que olvidar que algunos de los versos y los cantares más conocidos para favorecer la buena realización de un guiso tienen a este santo como centro de devoción.

Para algunos puede no importar, pero ciertamente muchos cocineros centran su fe en esta figura que ha dado de que hablar en materia de sazones.

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Adriana Duran

Adriana Duran

Periodista e historiadora gastronómica, he colaborado en el periódico Reforma, El Universal, México Desconocido, Ritos y Retos del Centro Histórico, Mexicanísimo, Dia 7, entre otros

Deja tu comentario

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina