Quantcast
Suki y sus muñecos de peluche

Suki y sus muñecos de peluche

No sé si sea normal en los gatos que le gusten tanto los muñecos de peluche porque no recuerdo a la Win (mi primera gata), acurrucándose en ellos.

Sin embargo, Suki desde que llegó a la casa cuando era un bebé, ha tenido predilección por esconderse entre los muñecos como si fuera uno más, y no solo eso, duerme abrazado en ellos.

A veces pienso que quizás se siente un muñeco o simplemente siente calor al estar cerca del peluche.  Pero lo que sí puedo ver, es que es feliz haciéndolo y que para mí, pasaría por un muñeco más.

Su primer contacto con un peluche fue entre los dos perritos que tengo: Booker y Orejas.  Se postraba entre ambos con un garbo y actitud soy único, inigualables.

Después fueron mis muñecas que están encima de la cama, como queriendo camuflajearse y dormir tranquilamente.  A lo mejor pensaba que ellas lo arrullaban.

En un viaje que hice a Disney, entré a los juegos tipo “feria” y ahí me gané una tortuga que, por cierto, me encanta.  No tanto por el muñeco como tal, sino por su significado.  Nunca me había ganado algo en un juego y cuando me dijeron que era mía, no lo podía creer. Y lo traía en el avión como si fuera el tesoro más preciado. Pues por mucho tiempo ha sido el peluche preferido de Suki.  De minino se acostaba encima de ella y pasaba horas así.

Entre otros de sus muñecos está el coyote de las caricaturas al que lleva y trae a muchas partes cuando está en la casa.  Es fácil encontrarlo debajo de un sillón, de la mesa o de la cama. Cuando se queda sólo así es como me doy cuenta que sí juega y se divierte aunque sea sólo a ratos.

Y a últimas fechas, parece que encontró el peluche perfecto para su gran hora de sueño por la mañana, un borreguito que además y por si fuera poco, tiene casi el mismo color que su pelaje.

Cuando una de sus hermanas me mandó la foto, no podía creer que hubiera sido el mismo Suki el que se había puesto en posición de abrazo con su muñeco. Juraba que había sido Fer quien lo había acomodado pero NO, resulta que a él le pareció que era una buena oportunidad para dormir acompañado y seguramente, esa decisión la tomó a falta de su mamá que ya se había levantado a sus actividades cotidianas.

Pero lo importante es, que siempre me sorprende con sus ocurrencias y actitudes locas.

Amo a mi gato, amo que sea divertido, ocurrente, enojón, pero al mismo tiempo cariñoso.

No me pudo haber tocado un hijo mejor.  ¿O será que es porque tiene una mamá ESPECTACULAR?

Nos leemos la próxima semana y recuerden visitar nuestro blog Mi Gato y Yo.

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Letty Ciprés

Letty Ciprés

Letty Ciprés es apasionada de la vida, su familia y ahora también de SU HIJO-GATO. Suki se ha convertido en el centro de su atención a quien lleva incluso a la oficina. Con Suki reafirmó su fascinación por los mininos y quiere también compartirla contigo.

Deja tu comentario

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina