A dormir se ha dicho

A dormir se ha dicho

Está comprobado que los gatos duermen más de 14 horas diarias y que la mayor parte de su actividad se desarrolla en la noche; pero este hijo podría dormir 22 horas seguidas si no lo estuviéramos despertando para que se mantenga activo.

La última vez que lo llevé al veterinario me recomendaron que lo pusiera a hacer más ejercicio porque ya se le notaba algo de sobrepeso.  De hecho, me dijeron que debía reducirle su ración de alimento por una taza al día.

Suki en realidad es un gato disciplinado que sólo come muy temprano y antes de dormir; sin embargo, llegó un momento en que se veía ansioso y todo el día corría a su bandeja de comida a acabarse lo que hubiera, y de ahí: a dormir de nuevo.

Cuando estamos en la oficina busca esconderse por todos lados para dormir sin que lo molestemos, pero Vero se encarga de ir a buscarlo durante el día para molestarlo un rato y obligarlo a salir.  A mí me gusta que lo haga porque si no en las noches no deja dormir.  Sale un rato a su “Casa Azul”, pero regresa y quiere que le hagamos piojito, lo andemos besando o juguemos con él, y esto es muy difícil porque nosotros solo queremos dormir.

Necesitamos recabar fuerzas para el trabajo del día siguiente, mantenernos activos e ir a hacer ejercicio con ánimo y fuerzas.  Pero como él duerme tanto, no entiende que la noche se hizo para dormir y el día para trabajar.

El otro día fueron a recoger unas cajas a la oficina y tuve que ponerme a revisar que él no se fuera en una de ellas.  Es tanta la pesadez que le provoca el sueño, que a veces tarda en responder al llamado.  Ya me imaginaba yo buscándolo en una bodega enorme llena de cajas sin saber qué era de él.  Así que antes de salir de la oficina, tuve que hacer una búsqueda exhaustiva para confirmar que el “el hijo” estuviera en la oficina y no en las cajas que se estaban llevando.

A veces cuándo en casa no lo encontramos basta con ir a buscarlo debajo de las colchas y es seguro que ahí lo encontraremos. Siempre busca el calor, los lugares cerrados con poca luz y a lo alto.

Le encantan las cajas, los entrepaños altos o las computadoras.  Supongo que siente calor y por eso ama dormir en esos lugares.

Pero también ama camuflajearse entre los muñecos de peluche como si así no fuéramos a notar su presencia.  Creo que es malo para esconderse porque siempre deja la cola de fuera, así que es fácil encontrarlo.

A veces pienso que además de dormir, es su manera de jugar y divertirse.  Y generalmente antes de ausentarse, corre a darme un beso como diciendo, “mami, ya me voy a dormir, nos vemos al ratito”.

Me encanta saber que está cerca aunque sea disfrutando de su sueño.  Y seguro que a veces tiene pesadillas porque de un salto se levanta y empieza a correr por todos lados.

¿Alguien sabe cuál es el “Coco” de los gatitos?

Bueno, nos leemos la próxima semana, bonito inicio de año.

Y recuerden que si quieren saber más aventuras los invito a que entren a Mi Gato y Yo

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Letty Ciprés

Letty Ciprés

Letty Ciprés es apasionada de la vida, su familia y ahora también de SU HIJO-GATO. Suki se ha convertido en el centro de su atención a quien lleva incluso a la oficina. Con Suki reafirmó su fascinación por los mininos y quiere también compartirla contigo.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina