Quantcast
Conoce las berenjenas y prepara una deliciosa lasaña

Conoce las berenjenas y prepara una deliciosa lasaña

Las berenjenas son una famosa verdura que no solo contienen grandes nutrientes sino que además son deliciosas y se les puede cocinar de diversas maneras.

Dentro de sus múltiples beneficios les platico que protegen al cerebro del envejecimiento y ayudan a mantener alejadas las infecciones.
Su piel morada y tersa tiene cualidades muy poderosas y protectoras.

Las berenjenas contienen una gran cantidad de fitonutrientes que destruyen los radicales libres perjudiciales. Uno de ellos es el ácido clorogénico, poderoso antioxidante que reduce el nivel de colesterol malo y tiene propiedades antibacterianas y antivirales.

Otro fitonutriente, la nasunina, protege las grasas en las células del cerebro, de las lesiones provocadas por los radicales libres y contribuye a ralentizar el proceso de envejecimiento, también ayuda a excretar el exceso de hierro, (el exceso de hierro no es bueno porque aumenta la producción de radicales libres en el organismo), reduciendo el riesgo de padecer cáncer, cardiopatías o artritis.

La berenjena es pobre en calorías, 27 por 100 y en hidratos de carbono, 4’8 por 100, por esto es muy recomendable para dietas de adelgazamiento y para la dieta del tratamiento de enfermedades como afecciones del corazón y del sistema circulatorio, padecimientos renales y del hígado, enfermedades del metabolismo (en especial en la diabetes), reuma, gota y en las enfermedades del estómago e intestinos.

¿Por qué nunca se comen crudas las berenjenas?

Si hacemos el intento, veremos que crudas tienen un sabor amargo poco recomendable, esto se debe a que contienen pequeñas cantidades de un alcaloide llamado solanina, presente en mayor medida en las hojas y partes verdes de la planta, y con mayor presencia en los frutos no maduros. Este alcaloide, que puede producir migrañas y problemas intestinales, se elimina al cocinarlas. Por esto es recomendable consumir las berenjenas muy maduras y siempre cocinadas.

La berenjena es un producto culinario muy apreciado por diferentes culturas. Muchas naciones tienen un plato típico elaborado a partir de berenjena. En España, los catalanes tienen la Samfaina, la Escalivada ó el Espencat donde la berenjena se acompaña del pimiento, los italianos tienen la «Caponata», «la parmigiana”, el «gli scapici» que es una conserva en aceite típica del sur de Italia, los franceses el famoso Ratatouille, los griegos tienen la Mousaka, los turcos tienen elImam Bayildi y los árabes el Baba ganush.

Asada o salteada tiene sabor agradable, pero no así hervida. También se consume rellena. Si se va a preparar al vapor es recomendable cortarla en rodajas y provocar un fenómeno de ósmosis añadiendo sal. Así se intercambian líquidos de manera que los compuestos que le dan sabor amargo salen, pues el líquido huye de donde hay menos densidad hacia donde hay más, potenciándose además su sabor agradable que está determinado por sustancias no solubles.
Si se desea freírla, se recomienda sumergir los trozos de berenjena en agua con sal durante 24 horas. Dado que la textura de la pulpa es muy cavernosa —llena de aire y agua— si se fríe directamente actúa como una esponja absorbiendo gran cantidad de aceite, y con ello excesivas calorías. Pero después de introducida en esta solución salina, este efecto desaparece y la berenjena, saturada de agua, apenas absorbe aceite.

LASAÑA DE BERENJENAS
Ingredientes (para 4 porciones):
3 berenjenas grandes
1 litro de salsa boloñesa (Comprada o casera)
300 gramos de queso mozzarella
60 gramos de queso parmesano
Aceite de oliva
Sal

Preparación:
Debes quitarle el sabor amargo a las berenjenas, esto es muy fácil: corta las berenjenas en ruedas ó en láminas a lo largo y espolvoréales sal por encima a cada una. Déjalas unos 20 minutos en un colador para que saquen el agua que poseen, que es justamente lo que les da el sabor amargo.
Una vez transcurrido este tiempo, lávalas bien con agua para quitarle el exceso de sal.
Calienta una sartén grande o una plancha, añade aceite de oliva y comienza a asar todas las berenjenas por cada lado hasta que se pongan suaves y tomen color, cuando estén todas, resérvalas.
Precalienta el horno a 180ºC.
En un molde cuadrado o rectangular para horno añade primero una capa de berenjenas en el fondo. Después agrégale una capa de la salsa boloñesa, procurando que cubra todas las berenjenas.
Ahora pon una capa de queso mozzarella y un poco de parmesano si lo deseas.
Continúa entonces con otra capa de berenjenas, otra de queso, etc. Sigue así hasta que hayas cubierto todo el molde.
Debes procurar que la última capa de tu lasaña de berenjenas sea de queso mozzarella y, por encima de este, el queso parmesano.
Lleva al horno y deja que se cocine durante 20 minutos.
Al finalizar este tiempo, tu lasaña de berenjenas debería estar gratinada ligeramente por arriba. Si quieres que agarre más color, súbele un toque a la temperatura y deja en el horno un par de minutos más, pero vigila que no se pase, porque se puede quemar.
Una vez listo, saca del horno, deja reposar por 5 minutos y sirve.

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

A taste with taste

A taste with taste

Rosina Ramos es chef de profesión, además de graduada en Ciencias de la Comunicación; recorre el mundo en busca de nuevos sabores reseñando restaurantes de México y de otros países como España en una exquisita aventura gastronómica. Una sibarita con alma y corazón sensible.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina