Quantcast
¡Cómo pasa el tiempo!

¡Cómo pasa el tiempo!

Cuando Suki llegó a casa, con sus escasos dos meses de vida, era un gatito muy pequeño que incluso cabía en la palma de mi mano.  Era un poco asustadizo y muy fácil de transportar, ya fuera en cualquier bolsa o en la mano misma.   Se escondía por todos lados y cabía en cajones y hasta en la impresora.

Creo que aunque el tiempo pasaba, yo no quería darme cuenta de cuánto iba creciendo.  Yo lo sigo viendo como un bebé. Cuando me dicen que es ENORME, yo pienso: «pues sí creció pero en realidad, sigue siendo un gato pequeño».

El otro día en la oficina estaba saltando de computadora en computadora, de lugar en lugar, de silla en silla y jugando con sus “doscientos” juguetes que le han regalado las chicas.  Primero fue la pelota, luego el ratón azul, pasó por el ratón rojo y aprovechó un pedazo de cartón, que hasta la fecha no sé de dónde sacó hasta, cuando decidió aplacarse.  Creo que se cansó de tanto ajetreo y se fue un rato a dormir.

Pero cuál ha sido la sorpresa que escogió uno de sus primeros lugares favoritos: “la impresora”.  Ahí fue cuando realmente me di cuenta de que Suki ya no es un bebé, es un gato grande que creció de manera impresionante.  Que si bien sigue siendo muy juguetón, su tamaño ya no le permite hacer cosas o esconderse en lugares donde solía hacerlo cotidianamente.

Y yo trato de descifrar, qué pasará por esa cabecita hermosa que tiene.  Pensará que ya no cabe en ningún lado o simplemente será algo desapercibido para él.

Yo creo que dejará de seguir creciendo (o al menos eso espero), pesa poco más de 5 kilos y traerlo todos los días cargando confieso que ya me resulta un tanto incómodo.  En la espalda traigo la maleta con la ropa del gimnasio y, al frente traigo a Suki.  Aparte, la bolsa de mano y a veces mi bote con agua o algo más.

Pero cuando llego a la oficina y Suki salta a mi lugar para darme un beso, para decirme que necesita un cariño o simplemente sentirlo cerca de mí, me recuerda que nada resulta incómodo por la felicidad tan grande que él me hace sentir.

Pero verlo tan grande y creciendo, me hace dar cuenta que la vida sigue, que todos crecemos y evolucionamos y que los años SÍ pasan.

Así que, a seguir viviendo con la mayor intensidad posible y disfrutando cada minuto del día.

¡¡Hasta la próxima semana!! No dejen de conocer Mi Gato y Yo.

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Letty Ciprés

Letty Ciprés

Letty Ciprés es apasionada de la vida, su familia y ahora también de SU HIJO-GATO. Suki se ha convertido en el centro de su atención a quien lleva incluso a la oficina. Con Suki reafirmó su fascinación por los mininos y quiere también compartirla contigo.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina