Quantcast
Mi visita a Diverxo

Mi visita a Diverxo

Debo confesar que para hacer esta reseña y no caer en el cliché y en la obviedad misma, tuve que crear el mood adecuado, retomar el mundo de Kubrik y de Carroll; y entender al personaje que se ha creado este cocinero al que llaman “el infant terrible de la gastronomía española” y que ha sido merecedor de tres Estrellas Michelin, y acto seguido, meditar si le compraba o no la propuesta que le acompaña.

Su lema: “renovarse o morir”, no es algo nuevo, muchos lo han intentado, debo confesar que estuve a punto de no creerle, me parecía un exceso de elementos y fantasía, pero mientras degustaba sus exóticos y llamativos platillos asomó su rostro al salón/comedor en donde yo me encontraba, pude ver su rostro y su mirada que relucía mas allá de la cresta que lleva por encima y vi la luz de los que quieren brillar y me gustó…simplemente me gustó.

El lugar está rodeado del onírico mas profundo de tan peculiar personaje, cerdos que vuelan, hieleras en forma de helado, mariposas por los techos, el personal entra dentro de este juego en donde cada uno es un personaje en sí, supo escoger bien, analizar cada detalle, lograr una analogía cubierta de alusiones satíricas que deambulan entre la Naranja Mecánica de Kubrick y el País de las Maravillas de Lewis Carroll.

Hasta aquí el escenario lleno de fetiches, digamos el “set” donde se vivirá la experiencia sensorial. La pregunta sería: ¿Qué puedes comer en Diverxo?

Los platos son experiencias que llevan nombres como: “desenfreno goloso, lujuria golosa y bacanal golosa”, cuyos títulos ya hablan por si mismos. Cada nuevo plato es un descubrimiento, un lienzo en blanco que él pinta como desea, haciendo lo lógico ilógico y viceversa, cayendo en lo mundano y elevándonos después a lo imaginario con toques diverxos en donde no falta todo lo necesario para hacer de ésta, una experiencia única con las dosis adecuadas en todo: cantidad, calidad, color, técnica, textura y en donde predominan los sabores orientales, sabores diversos que van de lo dulce a lo salado, especiados, picantes, ahumados, etc. Y en donde cada plato va en crescendo y al final en mi opinión desciende bruscamente en la parte dulce.

Debo aclarar que para mí estas experiencias en donde hay tanto y tan diverso para oler, ver y degustar comienzan fuerte pero llega el punto en que la perspectiva cambia. Saturas tanto y en tan poco tiempo a todos los sentidos incluyendo el de la saciedad que ya te es difícil valorar y asimilar de la misma manera y tener un punto de vista más objetivo. Sin embargo ésta es la tendencia actual así que hay que ir con la conciencia de lo que ahí se vivirá y con una actitud adecuada para poder disfrutar de principio a fin.

Nos definimos por lo que él llama el “desenfreno goloso” que consta de 8 platos a los que denomina “lienzos”.

Aquí los lienzos:

  1. El primer plato nos cuestiona: ¿A qué sabe Diverxo, se puede beber Diverxo? Aquí bebimos un líquido hecho de maíz y sauco, con flores, hierbas y finger lime. Después un pulpito baby acompañado de una salsa de col china, el cual debo admitir: fue lo que menos me gustó, de consistencia cruda y líquida.
  2. Aquí nos trajeron a beber un mojito muy particular servido en una especie de pipa. Me encantó. Siguió el lienzo número dos que consistió en un tarantelo de atún rojo semi-asado a la brasa con fideos del mar al pesto de sisho y lima. Barbacoa acidulce, lily bulb y “bacon de bangok” salteado y helado que era una especie de helado entre dos betabeles fritos simulando un sándwich de helado típico americano.
  3. “Deja Vu” del mejor viridiana…gazpacho agripicante de fresitas silvestres y chile ahumado chipotle. Gamba roja a la “robata japo” vainilla y croqueta liquida.
  4. Éste fue uno de mis favoritos: típico chino de barrio de madrizzz…Sopa Wonton, pato pekinés, pollo al limón, char siu bao, estos son los típicos buns o molletes al vapor remojados en leche de oveja y su piel con maíz tostado.
    Aquí nos trajeron antes del siguiente lienzo una lima con flores y espuma con ancas de rana dentro, al no verse con claridad lo que había dentro nos preguntaron si nos había gustado el pollo para hacernos la broma y luego decirnos que en realidad eran ancas de rana.
  5. Este lienzo consistió en un pescado muy pequeño llamado lorito que según nos dijeron es el pescado más caro que hay en el mercado madrileño porque su veda de pesca es entre 9 y 15 días máximo. Trajeron también una centolla con curry tailandés y unos pequeños churros típicos madrileños. Debías comer pedazos de lorito con centolla y churro a la vez. La cabeza frita venía acompañada de una especie de blinis.
  6. Oooohhhh wait…¿Italia o India? ¿Milán o Bombay? Diverxo world! Ossobucco de kobe con tomate quemado al carbón y cardamomo. Ravioli al azafrán con yogurt de búffala tandoori e idiazabal. ¡Qué combinacion!

Comienzan los dulces:
Lienzo 7: la merienda, croissant, galletas blancas y sésamo negro.
Lienzo 8: té floral y “ácidos rojos” té matcha con moras y ruibarbo. Mazapán casero de aceite de oliva y macadamia. Continuamos con algodón de azúcar y mini paletas heladas de refresco de cola para completar la experiencia.

El maridaje consistió en una copa de cava como aperitivo, durante la comida tomamos vino blanco tipo albariño, un mojito muy particular, y al final un tokai con un toque de especias que nos hizo recordar Marruecos.

Diverxo, la propuesta de un cocinero transgresor que nos lleva de la mano de su vasto imaginario, con platos de gran presencia, contundentes, que evocan su marcada influencia oriental, principalmente China y Japón, en donde encontrarás sabores exóticos, colores y olores extravagantes y vivirás una experiencia divertida y multisensorial.
¿Se puede comer y beber Diverxo?
Definitivamente sí se puede.

Diverxo
Hotel NH Eurobuilding
Calle Pedro Damián #23
CP 28036
Madrid, España.

13237594_1095455003831703_8254369360582408510_n
13238884_1095455060498364_4995398462189271236_n
13220809_1095455057165031_6194056126470562100_n
13239255_1095455053831698_5859757969510543746_n
13233143_1095455083831695_280066188643670897_n
13226739_1095455093831694_6389321481667009321_n
13260167_1095455097165027_7582366632486836851_n
13227069_1095455157165021_4452600648755048837_n
13232895_1095455177165019_4432670598029089121_n
13241246_1095455197165017_7653406715382054779_n
13239288_1095455190498351_8209999943623006442_n
13267961_1095455213831682_2084214890714531863_n
13260129_1095455233831680_7876805552713539223_n
13220809_1095455237165013_4251894245742107867_n
13245321_1095455240498346_8006804932286112000_n
13221102_1095455270498343_4525330465655916723_n
13267808_1095455283831675_7687322646718004561_n
13240655_1095455317165005_3745891898092285028_n
13226889_1095455323831671_4091166148377390402_n
13221727_1095455290498341_8034348804828272443_n
13263768_1095455337165003_38652480358405844_n
13221711_1095455377164999_4742147613024009145_n
13239300_1095455387164998_6369028863342523793_n
13266119_1095455400498330_1553101004539326887_n
13233143_1095455430498327_1927718089588174281_n
13240039_1095455457164991_2072528260260153238_n
13221102_1095455110498359_4125183063884184995_n
13240709_1095455113831692_2821929935527509036_n
Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

A taste with taste

A taste with taste

Rosina Ramos es chef de profesión, además de graduada en Ciencias de la Comunicación; recorre el mundo en busca de nuevos sabores reseñando restaurantes de México y de otros países como España en una exquisita aventura gastronómica. Una sibarita con alma y corazón sensible.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina