Quantcast
El último bocado de los famosos

El último bocado de los famosos

Después de leer un reportaje sobre Jimmi Hendrix en el que se detallaba lo que él y su novia, la pintora alemana Monika Dannemann, habían cenado en el hotel la noche previa a su muerte, a Eric Frattini, escritor y periodista especialista en servicios secretos y el Vaticano, le generó una enorme curiosidad el dato e inició una investigación de cosas que lo fascinaron y justificaron su obra.

Con varios años de trabajo a cuestas, logró reunir los últimos platos que comieron 50 personajes famosos; pero, además, con Andrés Madrigal, cocinero español con dos estrellas Michelín, adaptaron las recetas de las últimas cenas de los grandes personajes de la historia presentes en su obra.

Muerte a la Carta es un libro de cocina, o de cocina histórica, pero sobre todo es un libro para disfrutar de la gastronomía a través de 50 capítulos que permiten a la pareja autoral presentar desde los últimos momentos de la vida de los protagonistas, a las causas de la muerte, sus gustos gastronómicos, así como las recetas, de al menos uno de los platos que comieron por última vez en sus vidas.

El libro hace un recorrido de 2 mil 336 años a través de las últimas cenas de personajes, que tienen en común haber decidido comer antes de morir, como Cleopatra, Jesucristo, Nelson, Custer, Rasputín, Hitler, Al Capone, Gandhi, Martin Luther King, Sharon Tate, John Kennedy, Elvis Presley, John Lennon, Juan Pablo I, John Belushi, Freddie Mercury, Ayrton Senna, Michael Jackson o Lady Di.

También describe la comida que probaron por última vez los 325 pasajeros de primera clase del trasatlántico RMS Titanic, los 36 del dirigible Hindenburg, los 7 astronautas del transbordador espacial Challenger y los 109 pasajeros y tripulantes del Concorde.

Relata el periodista que algunos casos, generaron más misterio en tanto había versiones contradictorias sobre lo que había comido la persona, incluso con hasta tres menús que disentían los unos con los otros.

También reconocen que algunos casos de muy famosos –como el de John F. Kennedy- resultaron sencillos en tanto nadie discutió su última comida (En ese caso, un desayuno de huevos pasados por agua con jamón, queso, tostadas con mermelada de frambuesa, jugo de naranja y café bien cargado).

Describen también que tuvieron dificultades en cuanto a cenas colectivas, como la del Titanic, pero más aún con la del crucero Costa Concordia ya que el naufragio es aún memoria viva en Italia y los editores resolvieron quitar ese capítulo para la edición italiana.

Eric Frattinni y Andrés Madrigal, 2015, Muerte a la carta. 50 famosos, sus últimas cenas, Editorial Poe Books, Madrid, pp.226. 

undefined

 

 

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Dulce Espinosa

Dulce Espinosa

Antropóloga e investigadora dedicada a la comprensión del fenómeno alimentario. Desde hace más de diez años publica en diferentes medios de comunicación sobre diversas temáticas en relación a la gastronomía y la cultura alimentaria mundial.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina