Feliz cumpleaños a mí

Feliz cumpleaños a mí

El domingo fue mi cumpleaños y debo contarles que lo pasé increíble.

El sábado mis padres salieron a una fiesta con unos amigos, pero llegaron pasada la medianoche y yo ya estaba en la puerta esperándolos.  En cuanto mami abrió lo primero que hizo fue cantarme Las Mañanitas y no me lo esperaba, la sorpresa me conmovió mucho.  Pero después de eso tuvimos que ir a dormir porque ya era tarde.  Sin embargo, me dejaron la ventana abierta para que yo pudiera ir a darme mis vueltas.  Entraba y salía a mi antojo muy contento, aunque mami no durmió mucho porque como los vecinos no llegaban, tenía miedo de que al meter el coche me atropellaran por no verme o yo me saliera de casa. Y, a pesar de eso, me dio libertad.

Finalmente, el domingo se levantaron y me dieron un abrazo fuerte, fuerte.  Me dijeron que me amaban y que esperaban que pasara un cumple espectacular.  Pero ellos salieron a desayunar y me dejaron encerrado.  Mi primer pensamiento fue “uhm, día de mi cumple y yo encerrado en casa y solo, así quien quiere cumplir años”.  Sin embargo, no tardaron y en cuanto volvieron decidieron que se quedarían todo el día conmigo para celebrar juntos.

Entonces nos movimos al otro departamento donde sí puedo salir y mami me dio un regalo maravilloso: LIBERTAD.  Como era mi cumpleaños me dijo que no me limitaría el tiempo para salir, que podía ir a visitar a todos mis amigos y festejar con ellos, solo que me cuidara.  Así que en cuanto ella terminó de darme sus indicaciones corrí como loco a la azotea para escaparme.  Confieso que me quedé gran parte de la tarde fuera.  Fui de edificio en edificio saludando a todos mis cuates y les contaba que mami me había dejado ser libre.   No tenía que reportarme cada veinte minutos para que ella supiera que yo estaba bien, porque confiaba en mí.

Pero después de algunas horas, la verdad es que me cansé.  No pude estar tanto tiempo fuera y decidí regresar a casa. Además, tenía mucha sed ya que en casa de mis amigos no puedo tomar nada.  Cuando regresé mis papis seguían viendo la tele y me acurruqué con ellos.

Ya un poco más tarde, mi abuela Beba y la muñeca fea me hablaron por facetime para felicitarme y me mandaron muy buenas vibras y deseos.

Y ayer en la oficina, mami me llevó un pastel y soplé mis velitas y le di mordida.  Fue fantástico.  Estaban todos, hasta mis hermanos que aún no se iban a la escuela.  Me cantaron Las Mañanitas y mi amigo JANGO, el Pitbull de Vero, me mandó mis regalos: – más ratoncitos para jugar, algo de salmón -mami nunca quiere comprarme y me encanta- y unos premios muy raros que no he probado y también son de salmón.

La verdad es que no puedo quejarme.  Soy un gato consentido y lleno de cariño.

Y ahora ¿hasta cuándo debo volver a esperar para cumplir años? Mami dice que en 365 días más.  ¿Es mucho, no?  Y a ustedes, ¿también les festejan su cumpleaños?

Nos leemos la próxima semana.  Arañazo gatuno con mucho amor para todos ustedes.

 

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Letty Ciprés

Letty Ciprés

Letty Ciprés es apasionada de la vida, su familia y ahora también de SU HIJO-GATO. Suki se ha convertido en el centro de su atención a quien lleva incluso a la oficina. Con Suki reafirmó su fascinación por los mininos y quiere también compartirla contigo.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina