La hormona del amor

Al hablar de
amor, neurológicamente, lo primero que se viene
a la mente es la hormona oxitocina, sinónimo de sexualidad y atracción. Se
produce en la región del cerebro, hipotálamo, y es una de las pocas hormonas
que está adaptada para procesar de forma inmediata y modular nuestra conducta,
por ejemplo, cuando recibimos un abrazo, un beso, o alguna muestra de afecto,
inmediatamente producimos oxitocina, lo que nos hace entrar en un ambiente de
satisfacción, alegría y bienestar.

Como dato
curioso, la hormona del amor, la tenemos desde que nacemos, está en toda
nuestra vida, se produce al tener orgasmos, en el trabajo de parto, produce
cambios en el útero de la mujer, en el amamantamiento, además otorga calma,
confianza, y disminuye el estrés.

Para liberar
oxitocina se tiene que tener contacto físico o visual con alguien o algo al que
le tengamos afecto. Te invitamos a ver la siguiente cápsula con Eduardo
Calixto.

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Foto del avatar

Salud180

Aquí encontrarás soluciones para mejorar tu estilo de vida de una manera empática, útil y atractiva a través de investigadores expertos, médicos y diversos especialistas en materia de salud, sexualidad, nutrición, ejercicio y bienestar emocional.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina