Limpieza facial con aceites naturales

Limpieza facial con aceites naturales

Existe una técnica que ha dado mucho de qué hablar últimamente, en la que se utilizan aceites naturales para limpiar profundamente la piel. ¿Aceite? Cuando yo lo escuche me pareció ilógico, ¿Cómo “engrasar” la piel va ayudar a limpiarla? Pero después de hacer una pequeña investigación le encontré mucho sentido. La buena noticia es que esta técnica se puede utilizar en todo tipo de piel, de hecho las pieles grasas y con acné son las más beneficiadas.

El aceite es un excelente agente para retirar suciedad y maquillaje, muchas personas lo usan como desmaquilante natural (usando aceite de coco o oliva) y aplicándolo en el rostro haciendo movimientos circulares para después retirar con agua.

La manera en la que a mí me parece más conveniente es usarlo por las noches, ya que hay días en los que la piel te pide un respiro de tantos productos y lo mejor es irnos hacia lo natural. Es muy sencillo y aparte económico, ya que sólo necesitas aceite natural, ya sea de coco, argán u oliva el que más te guste o el que tengas a la mano. Además usarás una toalla pequeña (para manos o facial) limpia y humedecida.

Los pasos son los siguientes:

  • En tu piel maquillada o sin limpiar aplica una cantidad generosa de aceite sobre el rostro y masajea hasta que empieces a ver como el maquillaje se va desprendiendo de tu piel.
  • Después vas a lavar con agua y jabón (el de tu preferencia) para quitar el aceite, la suciedad, y restos de maquillaje. (Aquí es donde necesitas humedecer una toalla con agua tibia)
  • Mientras tanto vuelve a aplicar el aceite (ya que hayas lavado tu rostro) y masajea lentamente. Toma la toalla tibia y déjala reposar sobre tu cara, realiza  ligeras presiones para que se absorba en su totalidad. (La toalla húmeda ayuda a abrir los poros y facilitar la entrada del aceite a la piel). Aprovecha estos minutos para relajarte, siente la temperatura en tu piel y disfruta, puedes recostarte por unos minutos.

¿Por qué funciona? Nuestra piel durante el día produce grasa o sebo al que le llamamos “grasa mala” porque se elimina por los poros junto con el sudor y toxinas de la piel, el aceite natural que nos aplicamos es una” grasa pura” o “grasa buena” porque no contiene otras sustancias que puedan tapar los poros.

Entonces  al eliminar la grasa mala y reponerla con grasa buena estamos nutriendo la piel, humectándola y evitando que los poros se ocluyan y nos provoquen acné. ¿Suena lógico no?

Después del procedimiento vas a sentir tu piel limpia, fresca y humectada. Atrévete a realizar este método y compárteme tu experiencia, recuerda que hay que ser constantes para ver un cambio positivo en la piel.

 

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Ivonne Garza

Ivonne Garza

Originaria de Monterrey, Nuevo León. Desde el 2005 me he desenvuelto en el mundo del modelaje y tres años más tarde inicié mis estudios médicos. Hoy encuentro mi pasión al combinar los dos caminos que definieron mi vida. El resultado: Mis estudios actuales en el área de cosmetología, y al mismo tiempo dedicándome a este blog para darte a conocer lo último en el cuidado de la piel, siempre al pendiente de la salud integra

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina