Misteriosa velada con vinos

Misteriosa velada con vinos

Para quien no conozca a Roald Dahl le agradará saber que es el autor del cuento La Fábrica de Chocolates, que hiciera famoso el director de cine Tim Burton hace no muchos años. Este reconocido cuentista no sólo escribió historias para niños como Matilda, también tuvo una buena producción de obras para adultos, entre las que destaca La Cata, considerado uno de los mejores cuentos del británico Dahl. Un relato ilustrado y lleno de humor sobre la naturaleza humana… y el vino.

La cata es un cuento que se publicó por primera vez en la edición de marzo 1945, de Ladies Home Journal. También fue publicado en 1951 en The New Yorker. La trama comienza cuando Mike Schofield, un corredor de bolsa de Londres organiza una cena para su familia y algunos amigos. Entre ellos se encuentra Richard Pratt, un famoso gastrónomo, que suele hacer pequeñas apuestas con el anfitrión para descubrir el vino que se sirve durante la cena. Sin embargo, esta vez Schofield le advierte que le resultará imposible adivinarlo… y comienza el reto para Pratt.

Hay un experto y reputado catador de vinos en la mesa, y Dahl, ya hace sesenta años, se burla de esa moda tan actual de deleitarse y excederse con las delicias de la comida y de la bebida. Pero, más allá de eso, y de la arrogancia y la vanidad, surge un turbador discurso sobre la codicia y la patología del amor propio, con desprecio de la sensatez y del amor a los seres queridos, de modo que el autor nos empuja a ver lo más oscuro y dramático de nuestros deseos y ambiciones.

Seis personas se sientan a la mesa en la casa de Mike Schofield, un corredor de bolsa londinense: Mike, su esposa e hija, un narrador sin nombre y su esposa, además de un conocedor de vinos, Richard Pratt. Pratt suele hacer pequeñas apuestas con Schofield con el fin de adivinar el vino que se está sirviendo en la mesa, pero esta noche la apuesta será mayor… Cuando Schofield trae el segundo vino de la noche él comenta que será imposible adivinar cuál es, lo que Pratt toma como un reto.

A través de las imágenes de Iban Barrenetxea, quien realiza un magnífico trabajo gráfico, nos invita a esta misteriosa velada bajo una la línea Nórdica dibujando casi una docena de dobles páginas que, estiliza y caricaturiza el cuento atendiendo a su literalidad y a su inconfundible atmósfera británica. Pueden ser vistas al hilo de lo que se va leyendo, pero también admiten una visión autónoma, pues, de inteligente forma muda, transmiten la práctica totalidad del contenido de la historia.

Dahl, Roald Dahl, 2014, La Cata, Editorial Nordicalibros, Madrid, pp. 80

 

undefined

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Dulce Espinosa

Dulce Espinosa

Antropóloga e investigadora dedicada a la comprensión del fenómeno alimentario. Desde hace más de diez años publica en diferentes medios de comunicación sobre diversas temáticas en relación a la gastronomía y la cultura alimentaria mundial.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina