¿Sientes cansancio durante todo el día?

¿Sientes cansancio durante todo el día?

Es posible que un día te sientas cansado o cansada porque no has dormido bien, pero cuando esta sensación de agotamiento se repite de manera constante puede que estés frente a un caso de Síndrome de la Fatiga Crónica (SFC).

Según la Organización Mundial para la Salud (OMS), esta enfermedad se caracteriza porque el paciente muestra síntomas de cansancio intenso y continuo que no se alivia con el tiempo de descanso.

El doctor Eduardo López, egresado de la Universidad Nacional Autónoma de México y maestro en Fisiología, estima que aunque es difícil atribuir este trastorno a un solo factor o exposición, la evidencia sugiere que pueden estar involucrados la edad, personalidad, factores ambientales o genéticos, que hacen de este padecimiento un diagnóstico de exclusión. Esto quiere decir que hay que descartar algunas enfermedades más frecuentes antes de poder dar un diagnóstico como fatiga crónica, ya que de manera oficial se desconocen las causas.

Por otro lado, existen una serie de teorías que consideran que la edad, nivel de estrés genética, problemas en el sistema nervioso o, incluso, el herpes humano pueden ser claves a la hora de desarrollar dicha enfermedad.

Según la fundación para la Fibromialgia y el Síndrome de la Fatiga Crónica, se estima que dicha enfermedad la padecen entre un 0.3% y un 0.5% de la población mundial. Además afecta especialmente a mujeres y a adultos jóvenes. Para detectar el SFC, el Centro de Control y Prevención de Enfermedades de Atlanta (CDC) considera que el diagnóstico se debe dar cuando la fatiga dura más de seis meses consecutivos. Asimismo, es necesario descartar enfermedades preexistentes o de sintomatología similar a través de análisis, exámenes del estado físico y mental, y una revisión de la historia clínica.
Aunque el principal síntoma del Síndrome de la Fatiga Crónica es inexplicable, las personas que lo padecen experimentan un cansancio tan incapacitante que sus niveles de actividad disminuyen de forma drástica. Aunque la fatiga no es el único síntoma, según el CDC, algunos pacientes pueden presentar otros síntomas que causan más molestia. El cansancio del CFS se acompaña de al menos cuatro de ocho síntomas característicos por al menos seis meses. Estos
síntomas incluyen:

1) Malestar después de un esfuerzo físico o de hacer ejercicio que dura más de 24 horas.

2) Deterioro significativo de la memoria a corto plazo o concentración.

3) Dolor en las articulaciones sin inflamación o enrojecimiento.

4) Dolores de cabeza de un nuevo tipo, patrón o gravedad.

5) Sensibilidad de los ganglios linfáticos en el cuello o la axila.

6) Dolor de garganta frecuente o recurrente.

Algunos pacientes con SFC pueden experimentar otros síndromes, incluyendo el de colon irritable, depresión u otros problemas psicológicos, así como
escalofríos y sudores nocturnos, alteraciones visuales, confusión mental, dificultad para mantenerse erguido, mareos, problemas de equilibrio, desmayos, alergias; sensibilidades a alimentos, olores, productos químicos, medicamentos, o, incluso, el ruido.

Alimentos que ayudan a combatir el SFC

Cuidar al máximo la alimentación es muy importante ya que, entre otros, puede ser un factor decisivo a la hora de enfrentar y superar la enfermedad. El doctor López recomienda ingerir una serie de alimentos que ayudan a combatir los síntomas:

A. Hidratos de carbono complejos: es muy importante que incluyas en tu dieta los carbohidratos, ya que son la principal fuente de energía para el cuerpo. El arroz integral, la cebada o la avena son algunas de las opciones más recomendables.
B. Proteínas: las proteínas de origen animal como la carne, el pescado y los huevos contienen un número elevado de aminoácidos esenciales para el cuerpo. Las nueces y los frijoles también son proteínas de buena calidad, pero no en todos los casos contienen los nutrimentos de una dieta que incluye carne.
C. Vitaminas y minerales: como es un trastorno que puede estar asociado con el metabolismo, es importante elegir alimentos que mejoren su ritmo. Las frutas y verduras contienen altos niveles de vitaminas y minerales necesarios incluso sin padecer esta enfermedad.

El Síndrome de la Fatiga Crónica es una enfermedad a la que hay que ponerle especial atención, por lo que vigilar tu alimentación es indispensable a la hora de combatirlo y prevenirlo.

 

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Bienestar Hoy

Bienestar Hoy

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina