Quantcast
Mi visita al restaurante Oaxaca, en Barcelona

Mi visita al restaurante Oaxaca, en Barcelona

Tengo algunos meses residiendo en Barcelona y, como buena mexicana, añoro los sabores de mi tierra, esos que nos remontan a nuestros orígenes, a oler los aromas de los chiles, disfrutar una buena tortilla, un buen taco, unas carnitas o un delicioso mole.

Estar lejos de México es una tarea difícil, ya que la oferta gastronómica mexicana fuera de nuestro país es limitada. Para fortuna mía y de todos existen ya algunas propuestas  dignas y bien representadas en Barcelona, en específico uno que llamó mucho mi atención y me dejó gratamente complacida es el restaurante Oaxaca, del chef Joan Bagur, quien hace algunos años decidió marcharse a México y aprender sobre la gastronomía mexicana de una manera más profunda, lo cual logró y muy bien.

Él  trabajo junto a Titita, del restaurante El Bajío, que es sinónimo de calidad y tradición. Le gustó tanto la cocina mexicana que decidió abrir un restaurante en Barcelona ,mostrando las maravillas y bondades de la cocina mexicana.

No tengo el gusto de conocer personalmente a este cocinero, pero por la referencia de amigos chefs y lo poco que he hablado con él, puedo decirles que transmite de inmediato su orgullo por lo que hace y por  elevar la cocina mexicana a un lugar digno fuera de México. Ese entusiasmo y pasión es algo que se agradece.

Oaxaca, para mis amigos en Barcelona, es un estado de la República Mexicana que es famoso por su maravillosa cocina tradicional y ancestral, llena de colores, de olores y sabores que nos transportan y nos causan alegría y satisfacción. La creación de un mole; por ejemplo, es casi un rito en donde intervienen numerosos ingredientes, entre ellos chiles, especias, chocolate y algunos otros que le aportan color y sabor a una salsa espesa con la que se acompañan distintos tipos de aves y carnes. Es una delicia, misma que Joan representa excelentemente bien en su restaurante.

También me contó del esfuerzo que están haciendo en la localidad por sembrar maíz nativo de México para tener elotes y maíz para nixtamalizar, que es un proceso que sufre el maíz para convertirse en las apreciadas tortillas.

En el restaurante Oaxaca llevan a tu mesa los utensilios e ingredientes necesarios para prepararte al momento una salsa o un guacamole, lo cual se traduce en un deleite a la vista y al paladar. Tú escoges el tipo de chile que quieres en tu salsa de acuerdo al picante que desees, y con esta salsa puedes acompañar tus tacos y/o el chicharrón que llevan a tu plato, es lo que ustedes le llaman corteza.

Existen diversos ceviches y aguachiles, nosotros degustamos unas tostadas con ceviche verde, con un marcado acento cítrico que lo hacia delicioso.

Decidimos taquear y botanear, comimos tacos de carnitas que en verdad me supieron a un taco de carnitas de México auténtico, con su tortilla bien hecha y calientita, las carnitas jugosas y la salsa y guacamole. ¡Umm! Todavía se me hace agua la boca de acordarme.

Comimos también tacos de cochinita pibil, que es carne de cerdo deshebrada en una salsa consistente y con un ingrediente autóctono que es el achiote, el cual le confiere un sabor único y original. ¡Tienen que probarlo!

Quesadillas de diversos ingredientes, chicharrón prensado, flor de calabaza y huitlacoche, que es un hongo que le sale al maíz y es comestible, de color negro y un sabor exótico y muy original, o si se atreven también pueden probar chapulines o gusanos de maguey.

foto tres-1
foto siete-1
foto seis-1
foto dos-1
foto cuatro
foto cinco-1
foto uno-1

En el menú tienen también  pulpo tatemado, pescado a la talla, mole, y distintas botanas y platos para compartir y para taquear.

Vaya que no intentan inventar el hilo negro, sino solamente representar la cocina tradicional mexicana de manera digna y contundente, lo cual logran acertadamente para nuestro deleite.

El lugar está decorado de una grata manera,  rodeado de artesanías mexicanas como las máscaras de jaguares en sus paredes, o equipajes de cuero de vaca que te remontan a estas haciendas antiguas de México.

El área del bar está de lo más agradable, una especie de cantina antigua llena de sabor y tradición.

Cuentan con una extensa variedad de mezcales y tequilas,  los cuales puedes beber con su sal típica de gusano o si prefieres también tienen diversos cocteles preparados con mezcal.

El lugar sabe a México, huele a México, vaya… ¡Es México!

Joan Bagur, un cocinero que transmite un gran respeto y orgullo por la cocina tradicional mexicana.  Digno representante de nuestro país.

Como anécdota, cuando hable con él, se despidió con un: “¡Qué viva México! Tengo muchas ganas de no defraudar a mi gente tan buena onda”. Mejor no me pudo caer. No nos defraudas Joan, sino al contrario, gracias por traer un pedacito de mi país a Barcelona, haces una excelente labor y nos deleitas el paladar con tu cocina.

Si quieres comer auténtica comida mexicana y beber un buen tequila y/o un buen mezcal, éste es el lugar. A mí me gustó y pienso regresar.

Pla del palau 19 

Borne, Barcelona. 

Tel.  93 319 00 6

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

A taste with taste

A taste with taste

Rosina Ramos es chef de profesión, además de graduada en Ciencias de la Comunicación; recorre el mundo en busca de nuevos sabores reseñando restaurantes de México y de otros países como España en una exquisita aventura gastronómica. Una sibarita con alma y corazón sensible.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina