Whistler, un destino divertido y sabroso

Whistler, un destino divertido y sabroso

Por Elsie Méndez @sabormexico

Whistler, en Columbia Británica, Canadá,  ha sido nombrado el destino de ski número uno en América por la revista Ski Magazine, y en mi reciente viaje a este lugar comprobé porqué ha sido merecedor de este premio una y otra vez, además de ser uno de los preferidos de los mexicanos para la práctica de deportes invernales.

En lo particular no soy muy buena en eso de aventarme por las laderas y bajar a toda velocidad por las pistas de ski. Lo mío, lo  mío, es la comida, pero no por ello dejo de disfrutar el visitar lugares como Whistler.

Los paisajes y hermosas vistas que uno puede admirar en lugares donde la nieve cubre todo por completo me parece reconfortante y muy bello, sobre todo cuando lo veo desde la ventana de una exquisita habitación con una chimenea que llena de calor el cuarto mientras sostengo una copa de vino, eso es algo que me fascina.

Mientras mi familia y amigos se divierten subiendo y bajando una y otra vez las pistas para esquiar, yo me dedico a recorrer las ciudades y descubrir los restaurantes, museos y otros lugares de interés de las mismas, para que cuando terminen yo les tenga el plan para el resto del día y me cuenten sus logros entre risas y burlas por sus graciosas caídas.

Whistler es de esos destinos que me encantan porque tienen todo para que cada miembro de la familia o grupo de amigos encuentre lo que más le gusta hacer.

En este viaje reciente, para muchos era nuestra primera vez en Whistler, y me encantó ver que no hubo uno solo que se haya decepcionado, al contrario, supero todas nuestras expectativas, y eso es algo que pocas veces sucede cuando el grupo es tan diverso, en el que incluía niños pequeños, jóvenes, parejas y solteros, había de todo como en botica (farmacia), diría mi abuela.

Whistler tiene dos grandes montañas, Whistler y Blackcomb. En ésta última fue donde nosotros tuvimos nuestras actividades, ya que el hotel  Four Seasons Whitler está justo a las faldas de esta montaña y a sólo 10 minutos caminando a la villa de Whistler.

Una de nuestras preocupaciones era la organización de las actividades entre adultos y pequeños, sobre todo para estos últimos, ya que no queríamos que sólo estuvieran como en guardería en vez de aprender realmente a esquiar. Descubrimos que en Whistler las compañías que manejan las escuelas de ski ofrecen clases tanto para adultos como niños con grupos de no más de cuatro personas, que además incluyen un profesor en el idioma que se necesite, que puede ser desde ruso hasta chino, y por supuesto español.

Las clases incluyen técnicas de ski además de snowboard. Así que durante los días que estuvimos ahí los más pequeños terminaron haciendo recorridos por la montaña con sus maestros y no se quedaron en las faldas, como suele suceder la mayor parte de las veces.

Las razones por las que decidimos hospedarnos en el Four Seasons Whistler fueron varias, en primer lugar su privilegiada ubicación, ya que te permite estar a sólo unos pasos de donde se encuentran las góndolas y el centro de ski de Balckcomb. Ahí, el servicio de renta de equipo es maravilloso porque dentro del hotel está una tienda donde te proveen de todo lo que necesitas para poder esquiar, desde ropa hasta el equipo, y no tienes que andarte preocupando por pedirle a alguien que te preste nada, ahí tienen todo.

El Four Seasons además ofrece unos tours increíbles a la montaña; por ejemplo, el ir en helicóptero
hasta el glaciar de Pemberton y aventarte por las laderas,  paseos en montonieves, o recorridos por cuevas y al final tener un picnic con todas las delicias que preparan los chefs del hotel, e incluso poder dormir una noche en la montaña con un campamento que instalaron sólo para nosotros, que incluyo masajes, baños termales y una cena gloriosa.

Además, el hotel cuenta con uno de los Spas más bonitos del mundo y un restaurante que además de deliciosos platillos para desayuno comida o cena, ofrece muchas actividades para grandes y pequeños con clases de cocina, degustaciones de vinos, y una cena en la mesa del chef con una demostración
para preparar condimentos (rubs), que luego se le agregan a los cortes de carne y así preparar una deliciosa parrillada con los sabores que nosotros mismos elegimos, esos rubs los podemos llevar a casa y luego compartirlos con amigos y familiares.

Cuando me dijeron cómo era la dinámica en el Scandinave Spa pensé que me estaban bromeando, pero resulto que no, y les cuento porqué. Lo primero es que deben traer traje de baño porque estarán pasando de una zona a otra donde hay hombres y mujeres, lo segundo deben llevar sandalias, y tercero
muchas agallas. Sí, muchas agallas que al final uno termina con una recompensa de descanso y confort pocas, muy pocas veces experimentadas en un Spa. La revitalización y relajación que uno alcanza en este lugar es increíble gracias a la técnica finlandesa que utilizan.

En medio de la montaña y al aire libre se encuentran distribuidas zonas donde uno pasa de temperaturas de más de 40ºC a 15ºC, esto se logra entrando un área de vapor y luego una alberca con agua fría y luego otra alberca con agua caliente y de ahí a una regadera de agua fría y luego un sauna y de nuevo frío, en cada zona uno debe estar por un tiempo determinado que va de 20 a 15 segundos.

Si yo viviera en Whistler iría como mínimo una vez a la semana a este lugar y la verdad es que no veo la hora de regresar porque insisto, nunca me he sentido tan bien como el día que salí de ahí.

En Whistler encontré un paraíso para quienes nos encanta el tema gastronómico, desde foodtrucks hasta elegantes restaurantes, aunque no sé si definirlos así, porque se pensaría que son muy sofisticados y pretenciosos y no es así, Whistler es tan amigable y sencillo que más bien los definiría como cocina más elaborada pero de un ambiente casual.

Lo importante de la gastronomía en Whistler es el importante trabajo que los chefs locales están haciendo para promover los productos de la región creando menús que cambian acorde con la temporada que permite apoyar a los granjeros y productores locales y a su vez, ofrecer platillos con los sabores más frescos y representativos de la zona.

Quien comenzó con todo este movimiento en Whistler fue el chef James Walt, del restaurante Araxi, un cocinero con una larga e importante trayectoria no solo en Canadá, también en el extranjero cuando fue nombrado chef ejecutivo de la embajada canadiense en Roma.

Si bien James ya pertenecía al movimiento Slow Food desde antes de tener este importante puesto, su
estancia en Italia le permitió asistir a los eventos denominados Terra Madre, que esta organización  realiza cada dos años en Turín con conferencias y seminarios que permiten entender mejor la filosofía del consumo de alimentos que se producen lo más cerca posible de nuestro lugar de residencia, el llamado kilómetro cero. Pero además la historia personal del chef ha sido su principal inspiración, ya que él se crió en una granja donde en su casa se consumía los productos que se cosechaban en las granjas vecinas.

El tener en su memoria gustativa el sabor de un ingrediente que por la mañana estaba aún pegado a la
tierra y para la tarde se convertía en parte de la comida y cena es algo que motivó al chef Walt a implementar en los restaurantes que coordina como director del grupo al que pertenece Araxi.

Otro restaurante que vale mucho la pena visitar en Whistler es Alta Bistro, su nombre mismo nos dice el concepto y tipo de restaurante que es, casual y divertido y con muy buena comida. Los propietarios son Edwar Dangerfiel, Eric Griffith y el mixólogo Scot Curruy. También forma parte del equipo el chef
Nicholas Cassatari, quien se formó en una cocina clásica y de primer nivel gracias a sus viajes por todo el mundo y sus trabajos en grandes restaurantes de reconocimiento mundial.

Ellos crean un espacio donde las técnicas más sofisticadas son la herramienta para crear platillos con una combinación de sabores absolutamente sorprendentes, que además se disfrutan con grandes vinos
internacionales por copeo gracias a la máquina Enomatic con la que cuentan, y un menú de coctelería muy interesante. Este lugar es uno de los favoritos de la gente local, y eso es algo que vale mucho porque nadie mejor que el residente de una ciudad para saber cuáles son los mejores lugares para comer.

Otros más que no deben perderse si visitan Whistler son: Bearfoot Bistro, donde se encuentra la habitación más fría del mundo para degustar vodka, a la cual llaman sala de hielo Belvedere. Su comida además es muy buena.

Elements es uno de los favoritos de gente local y su concepto es como el de las tapas españolas y platillos para compartir, aquí lo importante es eso, compartir y la verdad es que sus platillos elaborados de los productos que el chef selecciona cada mañana son de aplausos.

Hy´s Steak House es uno de los
restaurantes más tradicionales de carne en Canadá y su local en Whistler ofrece
esos cortes por los que han sido tan famosos, su carta de vinos ha sido
galardonada innumerables veces y el servicio es excepcional.

Por último, pero no menos importante está Mexican Córner. Ya sé que quienes sean mexicanos y
estén leyendo esto pensarán que uno no va tan lejos a comer lo que tiene en casa, pero vale mucho la pena y la comida es tan rica y sabrosa como pocos restaurantes mexicanos fuera de México. No esperen comida tex-mex, todo lo contrario, los platillos son tradicionales y estando tan lejos del lugar donde
se producen los productos principales de nuestra cocina, la verdad es que es merece ser reconocido su esfuerzo.

Ya sea para fin de año o para Semana Santa, que es la mejor época porque es temporada baja para los locales y los precios son extraordinarios, Whistler tiene todo para que expertos, aficionados o principiantes de los deportes invernales y el resto de la familia o amigos, pasen unos días muy
divertidos y claro está, muy sabrosos.

¡Hasta la próxima!

Si quieres sabes más sobre mis aventuras por el mundo sígueme en Los Sabores de México y el Mundo 

Gracias por votar. Ahora puedes compartirlo en tus redes sociales .
¿Qué te hace sentir este artículo?
Fascinado
Divertido
Triste
Enojado
Aburrido
Emocionado

Foto del avatar

Los Sabores de Mexico

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscripción en CyComparte Blog

Bienvenidos a nuestra comunidad de Cocina y Comparte, donde encontrarás las mejores y más prácticas recetas. Además de ello, estás suscrit@ a CyComparte blog para enterarte lo último en estilo de vida.

*
*
*
*

Ayúdanos a conocer tus intereses.

Estoy de acuerdo con las políticas de privacidad y los términos de uso del sitio

Comparte Cocina